Skip Navigation LinksInicio > Activos > Alternativas de Retiro > Retiro por Incapacidad

Retiro por Incapacidad

Incapacidad ocupacional

Se refiere al miembro del Sistema que se incapacita como consecuencia de una condición o accidente de trabajo.

  • Debe tener acreditado con el Sistema cinco (5) años o más de servicios. En el caso que no tenga los cinco (5) años acreditados, el accidente o condición, a consecuencia del trabajo debe estar relacionado por el Fondo del Seguro del Estado.
  • Tendrá derecho a una pensión equivalente a uno punto ocho por ciento (1.8 %) del promedio de los salarios más altos durante cinco (5) años o del número de años acreditados si fueren menos de cinco (5) años, multiplicados por el número de años de servicios acreditados.


Incapacidad no ocupacional

Se refiere a la incapacidad que no tiene relación con el trabajo.

  • Debe tener acreditado en el Sistema cinco (5) años o más de servicios.
  • Tendrá derecho a una pensión equivalente a uno punto ocho por ciento (1.8%) del promedio de los sueldos más altos durante cinco (5) años.


Para solicitar los beneficios por incapacidad, el miembro del Sistema debe acudir a cualquiera de nuestras Salas de Servicios al Maestro. Allí se le orientará sobre el trámite y documentos que debe presentar, los cuales se indican a continuación:



El maestro pensionado por incapacidad deberá conocer lo siguiente:


  • Se someterá a exámenes periódicos con un médico contratado por el Sistema, para determinar si persiste la condición que dio origen a la pensión por incapacidad.
  • Tan pronto cese la incapacidad, dejará de recibir la pensión seis (6) meses después de la fecha del examen médico que lo declara capacitado para ejercer sus funciones, o tan pronto se reinstale al servicio.
  • Durante el tiempo que esté incapacitado no podrá trabajar con el Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.
  • El pensionado por incapacidad podrá trabajar en la empresa privada y devengar hasta un máximo de $1,000.00 al mes. De exceder esa cantidad será una violación de ley y deberá devolver al Sistema el cobro indebido de pensión. El miembro del Sistema deberá someterse a una evaluación médica para determinar si continúa incapacitado o no y de esta manera se mantendrá o cesará su pensión.